LOS BANU BIZAL Y LA TAIFA DE CARMONA

Los maghrawas del linaje amazigh, de la confederación Zenata, los Banu Birzal, liderados por Abd-Allah Ben Ishaq, tomaron el poder de la cora de Carmona y la cora de Écija. Expulsados los gobernantes omeyas, en el año 1013, se proclamo independiente del califato de Córdoba la taifa de Carmona.

Los Banu Birzal, que se refugiaron en la Península Ibérica a partir del año 971, huyendo de las persecuciones fatímidas, eran descendientes de las tribus zenetas asentadas en Zab,  al sur de Msila, ciudad fundada por los fatimíes.

Aliados de los omeyas por su afinidad religiosa, ambos sunitas, los zenetas se enfrentaron al califato chiíta fatimí.  El avance de los fatimíes, a partir del año 962, deja a los omeyas sin más control en el norte de África que Tánger y Ceuta.  Muhammad ibn al-Khayr ibn Muhammad, líder de los maghrawas, con el apoyo de otras tribus zenetas se enfrentaron a los fatimíes, frente a ellos y leales a los chiítas otra gran confederación amazigh, los  Sanhaya, liderados por  Ziri ibn mandada. El 15 de febrero del año 971 los zenetas sufren la derrota contra los fatimíes, Muhammad ibn al-Khayr ibn Muhammad se suicida y otros príncipes zenetas mueren en el campo de batalla, poco después se reagrupan los   maghrawas, comandados por al-Khayr ibn Muhammad ibn al-Khayr, hijo de Muhammad ibn al-Khayr, hacen retroceder de nuevo a los zirides en la batalla deTahert, pero no valdría de mucho la victoria, poco después los maghrawa tuvieron que abandonar el Magreb central para dirigirse a la península Ibérica.

Establecidos en el califato de Córdoba, y como otras coras, los Banu Birzal, proclaman la independencia del califato en el año 1013 y se constituye la taifa de Carmona, como otras taifas menores acabaría integrada en una de las grandes taifas, la de Sevilla, que en 1051 o 1067 estaba controlada por los abbádides, descendientes de los cristianos yemeníes. Las pretensiones anexionistas de otras taifas no dejaron de amenazar nunca a la de Carmona, lo que llevo a estos a mantener una serie de alianzas y enfrentamientos con las taifas de Sevilla y de Badajoz.