INICIO

El Instituto de las Culturas se adhiere a la propuesta de confeccionar un Plan Integral de Salvaguarda de la Lengua y Cultura tamazight, iniciativa incluida en la Declaración Institucional para un Pacto Local por la Interculturalidad, aprobado por el Pleno de la Asamblea el 21 de julio del 2014.

Tal y como refleja la citada Declaración, Melilla es considerada como una ciudad, básicamente, hispano-amazigh, desde el punto de vista cultural y lingüístico, si bien son dignas de reconocimiento y promoción las aportaciones de las comunidades judía, hindú y romaní (gitana) al patrimonio común.

El tamazight es la lengua materna de casi la mitad de los melillenses. Su supervivencia a lo largo de miles de años es considerada por los expertos como un verdadero milagro lingüístico. Sin expresión normalizada escrita, perseguido su uso público durante siglos, ha conseguido ir superando los sucesivos riesgos de extinción frente a la pujanza de lenguas con vocación de hegemonía universal, como el latín, el árabe, el francés o el español, impuestas por los imperios y potencias que han gobernado esta parte del mundo a lo largo de la historia. Hoy, en unas condiciones de libertad de uso del idioma, el tamazight en Melilla se encuentra, paradójicamente, “en una situación delicada”, según concluye el último informe encargado por la Comisión Europea para evaluar el seguimiento y cumplimiento por los Estados de la UE de la 59 Carta Europea de Lenguas Minoritarias o Regionales, instrumento ratificado por España el 4 de abril de 2001 y que entró en vigor el 1 de agosto del mismo año.

A fin de contrarrestar tal estado de fragilidad, que hace que, en algunos ámbitos, cada generación tenga menores conocimientos del tamazight que la generación precedente, y con el objetivo de preservar uno de los bienes más preciados del patrimonio cultural inmaterial de la ciudadanía melillense, debemos impulsar el art.5.2.h de nuestro Estatuto de Autonomía, que establece como objetivo básico de las instituciones locales “la promoción y estímulo de los valores de comprensión, respeto y aprecio de la pluralidad cultural y lingüística”. Este precepto viene a reforzar lo proclamado en el Preámbulo del propio Estatuto, que confiere a los poderes públicos el deber de estimular “el respeto, comprensión y aprecio de la pluralidad cultural de Melilla”, un desideratum igualmente compartido por la Carta de Derechos Fundamentales de la UE (vigente en España desde Diciembre de 2009) que, en su artículo 22, proclama el “respeto de la Unión por la diversidad cultural y lingüística”.

Consideramos que el citado Plan ha de contar con el máximo consenso y que ha de confeccionarse bajo la perspectiva de defender un tesoro cultural que concierne al conjunto de los ciudadanos sin excepción. Por ello y para que sea efectivo, convendría que se atuviera a los siguientes criterios:

  1. Las medidas de salvaguarda deben incluir las nociones de documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión y revitalización, referidas no sólo a la lengua tamazight sino también a las distintas manifestaciones y expresiones de la cultura de la que forma parte(saberes y prácticas tradicionales, artesanía, música, etc).
  2. En ningún caso, el Plan se desarrollará en detrimento de la lengua oficial española y de la necesidad y obligación de aprenderla.

 

En paralelo, o por añadidura, a la puesta en marcha del Plan Integral, el IC seguirá manteniendo el Seminario Permanente de Lengua y Cultura Tamazight, abierto a toda la ciudadanía que, con independencia de su origen étnico, deseen aprender esta lengua patrimonio común de Melilla. Para facilitar el acceso generalizado a su conocimiento, el IC ha publicado un Manual de Tamazight (Elemental) y potencia la enseñanza on line de este idioma mediante esta herramienta tecnológica.